A New Way of Experiencing American Sign Language and English
                ASL Tales
Page 1 Una vez, en un día caluroso, todos los animales descansaban en la refrescante sombra. Todos excepto la liebre, quien se daba los grandes aires de ser mejor a cualquiera que estaba dispuesto a escucharlo. Page 2/3 Hartos de tanto escucharlo, todos los animales se escondían de él. La rana brincó al agua. La ardilla huyó hacia el monte.  El pájaro loco voló hacia la rama más alta de un enorme árbol. La tortuga se escondió en su caparazón silenciosamente.   Page 4/5  "¡Despierta!" la liebre le gritó, tocando el caparazón de la tortuga con su puño, ¡tan, tan!  "¡Yo soy el más veloz del bosque!" La tortuga, todavía un poco adormilada de su siesta, sacó la cabeza de su caparazón. "Si yo te gano en una competencia, ¿dejarás de ser un hablador orgulloso?"   Page 6/7 A la liebre le dio un ataque de risa, que hasta las costillas le dolían.  "Sí" respondió un poco burlón. "Será un placer derrotarte."   Page 8/9 La noticia pronto corrió por todo el bosque. La rana saltó fuera del agua. La ardilla salió del monte. El pájaro loco salió volando del enorme árbol. Todos los animales del bosque, grandes y pequeños, salieron para echarle porras a la tortuga.   Page 10/11 La tortuga y la liebre se pusieron en sus marcas, cada quien se estiraba preparándose para el comienzo de la carrera. Y con la señal de la ardilla gris, "¡Fuera!" La carrera empezó.   Page 12/13 La tortuga apenas había dejado la marca de comienzo, y la liebre de repente la dejó atrás en una nube de polvo.   Page 14/15 Cuando la liebre volteó a ver hasta donde venía la tortuga, no había ninguna seña de ella  "Tengo más que suficiente tiempo para descansar," pensó él. Felizmente comiéndose una deliciosa zanahoria, la liebre se sentó debajo de un gran árbol con una rica sombra y se durmió.   Page 16/17 . Mientras la liebre tomaba su siesta, la tortuga seguía paso a paso hacia su meta. Con una persistencia firme y sin parar, nada la detenía.. Ni siquiera las molestosas moscas. Ni siquiera el gran calor del sol. Ni siquiera la empinada colina.     Page 18/19 Los amigos de la tortuga la alentaban a cada paso de la carrera, manteniéndola siempre con agua y con comida. Muy despacio la tortuga se acercaba a la meta final. Y casi llegando a la meta, vio que la liebre tomaba una siesta.     Page 20/21  "¡Todavía tengo tiempo!" se dio cuenta. La tortuga con mucho entusiasmo se animó y siguió con más apuro. "¡La tortuga ganará!" los animales gritaban contentos. File: "21" El tanto alboroto animando a la tortuga despertó a la liebre de su siesta. Page 22/23 "¡No puedo perder!" La liebre corrió tan veloz como nunca jamás había corrido en su vida. Y de un gran salto, se aventó para cruzar la meta final.   Page 24/25 Pero perdió por un pelito de gato. ¡La tortuga ganó! Todos gritaron celebrando. Hasta la misma tortuga.   Page 26/27 ¿Y la liebre? Por primera vez, no quería que nadie se diera cuenta de su presencia.   Page 28 Despacito y con persistencia, se gana la competencia.  
The Tortoise and the Hare
© ASL Tales:2015
Home Products Families Professionals Learning Center Resources About Us